Toma 1, del porque escribir sobre cine; Guión y dirección: usted mismo…

En 1968, cuando Ingmar Bergman filmaba “La hora del lobo” se le ocurrió dejar como parte de la cinta algunos de los sonidos reales de la filmación, el movimiento de cámaras, el sonido del carrete, inclusive el pizarrazo inicial se puede apreciar al arranque de la cinta. Este capricho creativo que a muchos les pareció el elemento que los distanció de la película ya que en un par de veces se repite a lo largo del film para mí fue un bálsamo de tranquilidad ante los extremos psicóticos de la obra y fue, sin lugar a duda, el chispazo de luz que cimentó la concepción de la apreciación cinematográfica que he llevado toda mi vida y recuerdo muy bien que esta revelación fue para mí exactamente eso, un golpe de luz frente a mis ojos que me hizo cerrarlos y darme cuenta que aún así la luz traspasaba mis párpados y me hacia voltear a ver, inconscientemente hacia donde yo menos quería,… hacia dentro de mis mismo.

Debido a esto querido lector este rincón de letras lleva el nombre de esa luz que me hizo revirar hacia mí mismo con una sola causa inminente de lo que la había provocado,… el cine, una obra fílmica me cimbraba violentamente y me llenaba el plato de cosas incompresibles que descifrar. Esa dualidad cruel de Bergman al recordarme constantemente que estaba viendo un filme por mucho que mi consiente me dijera lo contrario nunca supe si agradecerla ó deplorarla, lo que si supe en desde ese momento fue que la duda que el realizador planteaba frente a mi cara tan difícil como entrañable por sí misma y que si bien me recordaba a cada instante que veía una obra fílmica como paliativo a las reflexiones que yo intentaba, al mismo tiempo me mostraba el camino de donde venían las premisas mostradas en la película… de la mente y naturaleza humanas;… este ir y venir de la realidad a la inconsciencia me hizo sin duda elegir la menos cuerda al momento de tener que decidir si quería quedarme en una ó en otra.

Eso fue, lo que indudablemente me hizo comprender en toda su amplitud la frase repetida hasta el cansancio pero que sintetiza esa sensación de soledad que sentimos al finalizar cualquier buena cinta… y que servirá de acompañante a las premisas febriles de cada una de las cintas que compartiré…

El cine es mejor que la vida…MV5BMTMxMzE4OTQ3OF5BMl5BanBnXkFtZTcwNjYzNzA2NA@@._V1_SX214_AL_ hour of the wolf

Anuncios